Dos son las maneras más habituales por las que el ruido llega al interior de nuestras casas: el aire o los elementos sólidos de la estructura del edificio.

Tipos de transmisión de ruido en una vivienda

El ruido aéreo es el que llega por el aire y traspasa paredes y cerramientos. Puede proceder del exterior del edificio o de otra vivienda adyacente.

El ruido por vibración puede ser por dos causas: golpes, que provocan una vibración en los elementos del edificio, transmitiendo el sonido, o máquinas que durante su funcionamiento provocan vibración en los elementos rígidos de la estructura.

En los hogares, habitualmente el ruido por vibración lo causan los vecinos y las máquinas climatizadoras. Puede provocar confusión porque lo percibimos en forma de ruido aéreo pero realmente no viaja por el aire.

¿Sirve una ventana para aislar acústicamente nuestra vivienda?

Las ventanas sólo pueden ayudarnos en el caso de ruidos aéreos que proceden de la calle. En ese caso, habrá que estudiar si falla la carpintería, el vidrio o todo. A veces es suficiente con cambiar los cristales. Otras veces es imprescindible cambiar la ventana completa.

¿Cómo se mide el ruido?

Para cuantificar el nivel de sonido se utiliza la unidad de medida decibelio, dB. Sirve para conocer el nivel de potencia o de intensidad de un ruido.

El decibelio es una notación logarítmica y escalar, es decir, crece de manera progresiva y no proporcional desproporcionada. Un aumento de 10 decibelios supone que el sonido ha ganado 10 veces en potencia; un aumento de 20 decibelios supone que el ruido es 100 veces más intenso; 30 decibelios supone un incremento de 1000 en la intensidad del sonido, y así sucesivamente.

Para medir la atenuación que se consigue con un vidrio acústico se utilizan también los decibelios. De esta manera, incrementar una atenuación de 30 dB a 40 dB supone rebajar 10 veces la potencia del sonido. Si la atenuación aumenta de 30 dB a 33 dB, el ruido se ha reducido a la mitad.

¿Cómo debe ser un vidrio para aislamiento acústico?

En cada caso hay que valorar el nivel de ruido para decidir cuál es la mejor opción, aunque hay una serie de características básicas:

  • Un vidrio de mayor espesor conseguirá una mayor atenuación del sonido. Es el mismo efecto que si aumentásemos el grosor de una pared.
  • Un vidrio laminado consigue un mejor resultado gracias a la lámina de PVB que lleva intercalada entre sus vidrios. Esto se consigue con vidrios laminados incluso cuando su principal objetivo no es el aislamiento acústico (por ejemplo las láminas utilizadas para el control solar). Lógicamente, la atenuación es aún mayor si se trata de una lámina de PVB acústico.
  • Es conveniente que Los vidrios en una ventana con doble acristalamiento deben tener diferente grosor. Esto es necesario ya que todo cuerpo vibra con determinada frecuencia y en función de su espesor, reduciendo su capacidad de atenuación acústica para esa frecuencia. Si ambos vidrios tienen el mismo grosor, se producirá una interacción entre vidrios, que reducirán la eficacia del aislamiento.
  • Pese a lo que pueda parecer, el grosor de la cámara entre vidrios no influye en la atenuación del ruido.

Las propiedades acústicas pueden sumarse a las propiedades térmicas, de filtro solar o de seguridad del vidrio, entre otras, sin perder efectividad.

Ventanas para aislamiento acústico

Es fundamental que el vidrio venga acompañado de una buena carpintería. Todas las partes de una ventana con tratamiento acústico deben ser completamente herméticas. Tanto las uniones del material elegido (PCV, madera o aluminio) como las zonas de cierre de la ventana deben garantizar su hermeticidad para asegurar que el ruido no encontrará ningún hueco por el que colarse.

Una ventana mal acabada o mal instalada puede arruinar el trabajo del mejor vidrio acústico.

Si quieres saber más sobre ventanas con aislamiento acústico,  contacta con nuestro equipo de profesionales para ampliar la información y conocer qué es lo que más conviene para tu caso. Además, si las compras en noviembre, disfrutarás de nuestra promoción de otoño con un descuento del 15% en las ventanas que elijas. Todos nuestros modelos están incluidos, sólo durante este mes.